La gambusia, el pez que elimina el paludismo en humanos

1

A diferencia de los demás peces, la gambusia (Gambusia affinis), también llamado pez mosquito, llegó por motivos muy concretos a diversos países como España donde está considerado exótico. La razón estaba relacionada con la salud pública. Esta especie se introdujo en 1921 con pleno control de la Administración e importando ejemplares de Norteamérica para combatir al mosquito Anopheles, responsable de la propa­gación del paludismo entre los humanos en zonas seudopanta­nosas y del cual se alimenta, entre otros insectos.
malaria, gambusia, transmisión malaria, mosquito Anopheles.
Mosquito Anopheles, responsable de transmisión de la malaria. Foto: M R Raja.
Este hecho trajo consigo la eliminación total del fartet y el samaruc, dos endemismos del Levante español, este último uno de los peces con mayor peligro de extinción en el mundo según la UICN. Ambos fueron incapaces de competir con ella debido al llamado índice de solapamiento, el porcentaje de coincidencia de dieta entre dos especies y que hacen que compitan entre sí, depre­dando uno sobre otro o imposibilitando que éste se alimente al acaparar todo el alimento.

Sobre el autor

Enrique Aguado

Email Sitio web

Este periodista madrileño lleva toda su trayectoria profesional vinculado a la pesca en medios especializados. Durante 15 años trabajó en la revista Trofeo Pesca (9 de ellos como director) y escribió artículos para diversas publicaciones. Reside en Miami (Estados Unidos) y es consultor de contenidos online, social media y marketing digital. En su currículum también figuran trabajos para suite101.net, la Asociación de la Prensa de Madrid, ikreate.es o como account manager para agencias de comunicación. www.cosaschulasdepesca.com es su web personal con contenidos diferentes y personales sobre la pesca.

Una Respuesta

  1. Toni Martínez

    Muy intereasante. En el Delta del Ebro, ha acabado con las poblaciones de otros pequeños peces y son una auténtica plaga. Al menos las lubinas y otros depredadores dan buena cuenta de ellos. Un saludo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *