Truchas y salmones de la Patagonia chilena: todos los salmónidos que se pueden pescar

1

Hay muchas razones para considerar a Chile como uno de los mejores destinos mundiales para la pesca de truchas y salmones. La densidad de peces que allí se encuentra sólo es comparable a la de otras regiones remotas del mundo como Alaska o Nueva Zelanda y, como en este último país, la presencia de salmónidos es fruto de la introducción en el siglo XIX de especies que son autóctonas del Hemisferio Norte del planeta.
Para comprender el porqué de esta abundancia y los tamaños que alcanzan hay que referirse a varias causas, entre las que estarían las condiciones óptimas de sus ríos para la vida de los salmónidos, la prácticamente nula presión de pesca, la inaccesibilidad del territorio, la ausencia total de vertidos -ya que no hay ni poblaciones ni industrias- y transversalmente la piscicultura.

Truchas y salmones introducidos en la Patagonia

Las primeras introducciones de truchas en Chile datan de finales del XIX, pescándose la primera en 1914 en el río Cautín. A partir de ese momento comenzó su fase de expansión a través del extenso engranaje de ríos, lagos y esteros que forma la Patagonia. Las condiciones además, son inmejorables, ya que presentan un gran caudal y una corriente moderada fruto de la cercanía de la cordillera que permite que se reproduzcan con éxito y abunde la comida, fundamentalmente a base de invertebrados y la pancora, un cangrejo muy abundante en los cursos de la X Región que es parte esencial de la dieta de la trucha y una de las imitaciones en la pesca a mosca más usadas.
La densidad de población del sur del país es de 19,3 habitantes por km cuadrado, concentrándose más de un tercio de sus 16 millones de habitantes del país en Santiago, la capital, y otro tanto en las principales ciudades de la zona centro.
El territorio patagónico es por tanto una zona escasamente poblada, y donde la pesca recreativa no es un deporte común para sus ribereños, lo que permite en la mayoría de los casos pasar jornadas enteras sin encontrarse con otros pescadores en el río. En ocasiones sólo suelen llegar los guías de pesca, que en muchos casos son los únicos que pueden transitar por las pistas de acceso a los mismos.

Chile, segundo productor mundial de salmón

La piscicultura es también otro de los motivos de la abundancia de salmónidos. De hecho, las perspectivas afirman que Chile podría convertirse a corto plazo en el primer exportador de salmón del mundo por delante de Noruega, que en 2007 alcanzó la cifra de 789.000 toneladas de pescado anuales.
El país latinoamericano calcula que podrían llegar hasta 1.377.000 en el año 2013 entre las cuatro especies de salmones que se producen y la trucha arcoiris. A lo largo de Chile operan unas setenta empresas dedicada a este negocio en unas 1.500 granjas flotantes, unos 190 centros de piscicultura y unos ochenta centros de cría repartidos en lagos y zonas de desembocadura.

Los salmónidos de la Patagonia

Esto da como resultado un riesgo latente de escapes que se produce con cierta frecuencia y que llena los ríos de peces, que con el tiempo acaban aclimatándose y reproduciéndose. Anualmente se estima que son de uno a cuatro los millones de ejemplares de salmones que escapan de la granjas y se incorporan a los ecosistemas fluviales, lacustres y costeros. Uno de los últimos escapes masivos, producido a finales de 2003 en el estuario de Reloncaví (desembocadura del Petrohué), se cifró en uno 130.000 salmones.
Fruto de estas circunstancias, en la X y XI Región chilena se encuentran, además de otras esporádicas, las siguientes especies:

• Trucha Común o Salmo trutta fario

trucha común de la pataginia chilena

Trucha común. Salmo trutta fario.

La más abundante y distribuida en casi todos los ríos, llegando a alcanzar los 80 cm. Los ejemplares dependen mucho de la zona en librea y tamaño.

 

• Trucha Arcoiris u Oncorhynchus mykiss

trucha arcoiris en la patagonia

Trucha arcoiris. Oncorhynchus mykiss

Al igual que la común, aunque menos abundante, comparte ríos con ella y hay otros en los que sólo se da una de las dos. Los ejemplares medios están entre los 30 y 60 cm.

• Salvelino o Salvelinus fontinalis

salvelinos en la patagonia, pesca chile, pesca argentina, salvelinos andes, ríos con salvelinos chile, cañas, carretes

Salvelino. Salvelinus fontinalis.

Es la más esporádica y remota, ya que se localiza en lugares concretos y lagos a gran altitud. Más común cuanto más al sur con promedios de 28 cm.

• Salmón Atlántico o Salmo salar

pesca patagonia, pesca chile, viaje pesca patagonia, chile, viaje barato pesca, ríos salmon patagonia

Salmón atlántico. salmo salar.

Principalmente en los ríos de la X Región, aunque no con grandes poblaciones. Media de 4 a 6 kilos de peso.

• Salmón Chinook (king)u Oncorhynchus tshawytscha

king salmon patagona, ríos pesca king salmon chile, pesca patagonia, pesca chiule, pesca argentina

King salmon.

También conocido como king, muy abundante desde febrero desde Puerto Montt hasta Tierra del Fuego con tamaños espectaculares y unos 80 cm de promedio.

• Salmón Coho u Oncorhynchus kisutch

coho salmon de la patagonia, salmones en chile, pesca patagonioa, viaje pesca patagonia, chile, argentina, moscas salmón

Salmón coho. Oncorhynchus kisutch.

Con la misma distribución que el Chinook, aunque en menor densidad y con pesos que no suelen pasar de 5 kg.

Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *