Trucos para hacer buenas fotos de pesca

4

Un pez borroso, un pez desenfocado, una imagen demasiado oscura… A menudo, cuando descargamos nuestras fotografías de pesca en el ordenador nos damos cuenta de que la mayoría de ellas no sirven para colgarlas en un álbum. Aunque le dejemos todo el trabajo al botón de automático de la cámara, los escenarios donde realizamos estas fotos, la peculiaridad de los objetos que captamos y las condiciones extremas de luz hacen que la fotografía de pesca precise de algunos conocimientos para hacer la toma estéticamente aceptable.
bass Florida Fish and Wildlife

El equipo para hacer fotos de pesca

En casi todas las fotos que quiere hacer un pescador se ve al protagonista sosteniendo su pez, de ahí que esto determine la focal que necesitamos para retratarlo. Por lo general, si no somos muy ambiciosos y disponemos de una cámara compacta, emplear la distancia focal mínima, que suele estar entre 18 y 25 mm es la mejor opción. Pero asegúrate de acercarte lo suficiente para que el sujeto no quede lejos.
En el caso de cámaras réflex digitales, la regla de emplear la focal mínima también se mantiene, pero hay que tener en cuenta alguna cosa. Una de ellas es conocer el factor de multiplicación de la cámara. Hoy día sólo los modelos más caros tienen este factor con coeficiente 1:1. El resto, lo tienen en 1,2; 1,6… es decir, que a la distancia focal del objetivo hay que multiplicarle esa cantidad para ver su distancia real. Por ejemplo, si tenemos un ojo de pez de 10 mm y una cámara con factor 1,6 en realidad tendremos un objetivo de 16 mm.
Esto es útil ya que la fotografía de un pescador y su pieza ganan en estética con focales cortas, que además tienen la cualidad de “hacer” las piezas algo más grandes. Pero acercar las manos a la cámara para simular más peso de la captura es una práctica poco ética demás de poco atractiva. Si se quiere dar volumen al pez de una manera natural se puede hacer la toma lateral, con la cabeza en primer plano.
fotos de pesca, pauisaje de pesca, trucos fotos pesca, camara para fotos pesca
Los zooms potentes, de hasta 300 o 400 mm, son también muy útiles para conseguir tomas espontáneas, sobre todo en ríos y principalmente de escenas de lances, ya que la vistosidad del pez en este caso queda descartada.

El encuadre y la posición del pescador para una buena foto

Es frecuente ver fotos que deslucen el pez, por muy grande que éste sea. Cogerlo por un solo lado (boca o cola) y dejarlo colgando no es lo mejor. Si se sostiene horizontalmente, cuidando de que los dedos no tapen demasiado de su librea, ganaremos en vistosidad. Para el pescador también hay trucos, entre ellos sonreír, si está en un río y con vadeadores que sumerja las piernas o agache, y que mire a la cámara para que de esta forma no incline la cabeza hacia abajo. Obviamente esto depende del tamaño de la captura.truchos para hacer fotos de pesca, camara de fotos, gran angular, fotógrafos de pesca
El encuadre del fotógrafo es fundamental. Siguiendo la llamada regla de los tercios, intenta que la figura humana no quede en el centro, sino a uno de los lados. Así se ganará en “aire” y dejará espacio para contemplar el paisaje. En este caso, y por muy atractiva que sea la persona, lo relevante es sacar al pez perfectamente nítido, que es objeto principal del encuadre. Si no queremos que quede borroso, hay que enfocar en su cabeza, y más exactamente en su ojo. Una vez enfocado, se puede volver a encuadrar la imagen según la norma antes expuesta.
Otro defecto muy común es que la cara del pescador salga oscura cuando lleva gorra, lo que se puede solucionar de dos maneras: una obviamente, es quitársela, pero otra es emplear el flash de la cámara (con el de serie es suficiente) y rellenar de esta manera las sombras de la visera. Por supuesto, el sol siempre debe quedar detrás de quien hace la foto; de otro modo saldrá sobreexpuesta y sin contraste.
fotos de pesca en blanco y negro

Dónde ver y comprar imágenes de pesca en Internet

Para los más perfeccionistas hay también dos partes del equipo que son fundamentales para poder recoger toda la esencia y belleza de una imagen de pesca. Una de ellas es el filtro polarizador, que aporta un contraste más definido a los colores del paisaje, así como unos matices más pronunciados pero sobre todo nos soluciona los problemas con los reflejos en el agua. Cualquier objetivo o filtro no polarizador recogerá la superficie del río o del mar como una serie de reflejos, mientras que con este accesorio se eliminan los destellos y se puede ver el fondo acuático.
Por su parte, algunos objetivos macro pueden darnos la posibilidad de fotografiar objetos y animales que de otra forma no se pueden retratar. Es el caso de señuelos, moscas o insectos propios de la pesca como cebos de pequeño tamaño. Y por supuesto el último consejo: la mejor fotografía es aquella en la que el pescador devuelve al agua al pez.
carrete de pesca
Puedes ver algunos ejemplos interesantes de fotógrafos especializados en pesca en las páginas webs de Johnny Jensen o Brian Grosenbacher, donde hay interesantes imágenes en la Patagonia de pesca en Argentina, Chile u otros lugares como Estados Unidos, Brasil, Europa o Asia.
¿Tienes algún truco personal cuando haces fotos de pesca? Déjanos un comentario para darlo a conocer.

4 Responses

    • Enrique Aguado

      Gracias por tus palabras. Me pasé haciendo fotos de pesca y peces más de 15 años de mi vida… Estaré encantado de comentar algún truco o consejo más que pueda saber si lo necesitáis.

      Responder
  1. Octavio R

    Muy buen artículo,a mi me encanta la pesca y me gusta la fotografía,siempre he tratado de combinar los dos con resultados “decentes”.
    Después de leer tus consejos,muy bien explicados por cierto,me siento mejor preparado para mi siguiente salida de pesca.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *