Cómo pescar en las alcantarillas de Houston basses y percasoles

1

Se llama Kyle Naegeli y es todo un fenómeno en la red. No porque sea el mejor pescador del mundo, ni porque consiga las capturas más grandes, ni tan siquiera porque logre peces extraños o sea un showman. Simplemente porque se dedica a pescar en las alcantarillas con una técnica muy particular. ¿Que si saca peces de las alcantarillas? Sí, aunque para hacer honor a la verdad no se trata exactamente de alcantarillas, sino de pozos de lluvia o canales de desagüe para las tormentas.
Todo esto sucede en los alrededores de la ciudad de Houston (Texas, Estados Unidos), donde este adolescente visita a menudo las tapas del alcantarillado de su urbanización residencial en busca de peces gato, black bass, percasol y otros peces que acuden a los cebos que coloca cuando sabe que estos lugares albergan agua. Según dice este peculiar pescador:
“Varias especies de peces habitan en este colector de aguas pluviales. He cogido basses, peces gato y percasoles en las alcantarillas. En el primer vídeo que grabé cogí una percasol con caña y carrete, pero la mayoría de la gente no me creía. Luego inventé una trampa para pececillos en el alcantarillado para demostrarle a la gente que sí había peces, y sacamos unas cuantos…”

Cómo pescar en una alcantarilla

La técnica a la que se refiere consiste en colocar (sin desmontar la tapa del alcantarillado) un cebo que cuelga de una gruesa línea y que en el exterior incorpora un rudimentario indicador de picada con forma de bola. A la vez, a través de los agujeros de la tapa, coloca sendas linternas enfocando hacia abajo que hacen las veces de luces atractoras. Cuando el indicador de picada se mueve ya está: recoge la línea, mete la mano por la boca de la alcantarilla y saca su captura.
Según explica Kyle Naegeli en su cuenta de Twitter y en el canal de YouTube que ha creado con sus vídeos de pesca en alcantarillas, no es extraño que haya pesca en estos lugares. Los colectores de agua de lluvia mantienen una capa de agua constante casi siempre, y obviamente están conectados con un lago cercano -esa es su teoría- a unos cientos de metros, para que el agua fluya. Por eso los peces son capaces de remontar esta distancia atraídos por el olor del cebo y las luces de las linternas.
Un lugar peculiar donde los haya para pescar. Puedes ver el vídeo más abajo. ¿Cuál es el sitio más extraño donde has pescado tú?

Una Respuesta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *